Mindfulness basado en terapia cognitiva

Un programa de 8 semanas que combina los avances de la terapia cognitivo-conductual con las prácticas de meditación basadas en el cultivo de la Atención Plena o Mindfulness

 

El programa MBCT (Mindfulness Based Cognitive Therapy) fue desarrollado por los Drs. Williams, Teasdale y Segal de las Universidades de Oxford, Exeter y Bangor (Inglaterra) para la prevención de recaídas en depresión.

En los años 90, los autores, adaptaron el protocolo MBSR de Jon Kabat Zinn (Universidad de Massachusetts), que ya había demostrado su eficacia en la reducción de estrés y el dolor crónico, lo aplicaron y evaluaron obteniendo unos excelentes resultados en estudios comparados con otras terapias como la farmacológica o la terapia cognitivo-conductual tradicional

El MBCT es un programa reconocido por ser beneficioso para un gran abanico de problemas de naturaleza física o psicológica y por tanto abierto a todas aquellas personas que desean mejorar su bienestar físico y mental. Sin embargo, el contexto en que se desarrollará este seminario en particular y la limitación de plazas, hace que prioricemos un perfil de participantes

El MBCT en su formato tradicional consta de ocho sesiones de 2 h cada una que se imparten con cadencia semanal.

Aunque contiene elementos didácticos, este es un programa totalmente experiencial. El profesor guiará las prácticas formales y  entablará procesos de indagación para estimular la reflexión de la experiencia. Los participantes, por su lado, se sumergen en la realización de prácticas de meditación y en la observación y  reflexión sobre su propia experiencia directa.

La práctica en casa entre sesiones es un componente vital del programa. Se pide a cada participante practicar diariamente en casa las técnicas aprendidas en cada sesión (entre 30 y 45 minutos). Obtener el máximo provecho del programa requiere trabajo individual, y el compromiso y disciplina necesaria para practicar diariamente.

  • Entrenar a nuestra mente a vivir en el momento presente y aumentar la conciencia de nuestras experiencias tal como son, sin distorsionarlas.
  • Debilitar nuestros patrones automáticos de respuesta incentivando la aparición de respuestas más adecuadas y eficaces. Aprendiendo a responder en vez de reaccionar.
  • Comprender los procesos psicológicos que están en la base de muchos de nuestros problemas emocionales y de relación con los demás.
  • Desarrollar habilidades de autogestión emocional manteniendo mayor equilibrio en los estados de ánimo.
  • Aprender a cuidar mejor de nosotros mismos, de forma que seamos capaces de vivir nuestras vidas de forma más saludable y completa.